Entrada destacada

¿Qué es la psicoterapia?

"Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana" Carl Gustav ...

jueves, 18 de septiembre de 2014

El rosal

Técnica del rosal



En clase, muchas veces ponemos en practica con nosotros mismos técnicas que más adelante vamos a utilizar con nuestros pacientes. Hace unos meses nos tocó dibujar un rosal. La profesora no nos dio mucha información al respecto, tan solo nos dijo: dibujar un rosal y su entorno. Una vez terminado tuvimos que explicar una historia sobre dicho rosal y ésta fue la mía:
 
" Es un rosal precioso, lleno de vida y gratitud y con la capacidad de eclipsar a todo aquel que lo mira. Su nombre es Respiro y es que hace un tiempo atrás un joven decidió ponerle ese nombre ya que comentaba que últimamente solo podía respirar en paz cuando se acercaba a ver a ese rosal. No sabía si era por su entorno o por la magia del rosal, pero la tranquilidad que le provocaba hacía que fuera a visitarlo cada fin de semana. 
 
Respiro vive en un hermoso valle, lleno de luz y color y está acompañado por diversas plantas y animales. Respiro se encuentra en el centro, dando armonía y serenidad a todo el valle y quizá sea por eso que cuando algún viandante camina por la zona se siente en la obligación de acercarse a observarlo  y oler su perfumado aroma. 
 
Respiro parece inamovible, con sus raíces bien asentadas, seguro de su poder y capacidad para adaptarse a cualquier cambio o situación... Pero a pesar de su fuerza, el rosal también sufre y por desgracia, tuvo que enfrentarse a una muy mala época. Empezó a llover sin cesar, coincidiendo casi todos los fines de semana, por lo que Respiro dejó de recibir visitas, se estaba marchitando y nadie pudo ver como se apagaba poco a poco... Tenía cada vez menos pétalos hasta que un día dejó de brotar. Respiro dejó de vivir y nadie estuvo allí para acompañarlo.
 
Al poco tiempo de su muerte, el muchacho que siempre iba a visitar al rosal volvió. Éste se sintió muy mal al ver a Respiro abandonado y una lágrima cayó sobre los restos del rosal. Lo que él no sabía era que justo allí se encontraba una semilla de Respiro que empezó a crecer, crecer y crecer hasta convertirse en el centro del valle. Hoy por hoy, la gente sigue paseando por el valle y sigue disfrutando de su aroma, color, belleza y vida, el chico nunca jamás regresó... "
 
Cuando tuvimos el dibujo y la historia nos pusimos junto a un compañero y analizamos ambas cosas. Sobre el dibujo tuvimos que tener en cuenta muchísimos aspectos: espinas, base donde se sustenta, hojas, si hay insectos alrededor, su entorno... Y la historia tuvimos que ponerla en primera persona y explicar cómo nos sentíamos viviendo allí y reflexionar sobre lo que hay de cierto en la historia respecto a nuestro momento actual de vida... 
 
Hoy he vuelto a leer la historia después de bastantes meses y la verdad es que me han sorprendido muchos aspectos que he visto reflejados en ella. Sin duda alguna, puede reflejar perfectamente cómo me sentía en aquella época y el nombre del rosal le vino como anillo al dedo: RESPIRO, era lo que necesitaba en aquel momento si no quería acabar como ese rosal, muriendo ahogada... Y esa es la magia de este tipo de técnicas: tienen la capacidad de exteriorizar emociones, ideas y pensamientos que la persona tiene en su interior y que puede resultar difícil de comprender o expresar mediante la razón o las palabras. 
 
Los objetivos de estas técnicas proyectivas son varias, por ejemplo se utilizan para conocer mejor la personalidad del paciente y así poder comprender ciertas actitudes, acciones y respuestas a partir de la obtención de información de tipo emocional y no tan racional. También favorecen la expresión de emociones y de este modo podemos conocer las creencias, necesidades y motivaciones que la persona reprime por alguna razón. 
 
Mañana utilizaré esta técnica en una sesión ya que quiero profundizar un poco más en las emociones de mi paciente. Esta técnica puede ser reveladora para la persona  ya que puede ver reflejados sus propios miedos, inseguridades, carencias, dolor... Tan sólo puedo decir que estoy deseando conocer al rosal que me revelará mucha información importante y que será esencial de cara a mis futuras sesiones. 
" El acto de proyectar es un mecanismo inconsciente, en donde no se comunica a los demás de manera directa, ya que ni siquiera la propia persona lo reconoce como una proyección" (Anderson y Anderson, 1963). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge