Entrada destacada

¿Qué es la psicoterapia?

"Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana" Carl Gustav ...

jueves, 18 de septiembre de 2014

El rosal

Técnica del rosal



En clase, muchas veces ponemos en practica con nosotros mismos técnicas que más adelante vamos a utilizar con nuestros pacientes. Hace unos meses nos tocó dibujar un rosal. La profesora no nos dio mucha información al respecto, tan solo nos dijo: dibujar un rosal y su entorno. Una vez terminado tuvimos que explicar una historia sobre dicho rosal y ésta fue la mía:
 
" Es un rosal precioso, lleno de vida y gratitud y con la capacidad de eclipsar a todo aquel que lo mira. Su nombre es Respiro y es que hace un tiempo atrás un joven decidió ponerle ese nombre ya que comentaba que últimamente solo podía respirar en paz cuando se acercaba a ver a ese rosal. No sabía si era por su entorno o por la magia del rosal, pero la tranquilidad que le provocaba hacía que fuera a visitarlo cada fin de semana. 
 
Respiro vive en un hermoso valle, lleno de luz y color y está acompañado por diversas plantas y animales. Respiro se encuentra en el centro, dando armonía y serenidad a todo el valle y quizá sea por eso que cuando algún viandante camina por la zona se siente en la obligación de acercarse a observarlo  y oler su perfumado aroma. 
 
Respiro parece inamovible, con sus raíces bien asentadas, seguro de su poder y capacidad para adaptarse a cualquier cambio o situación... Pero a pesar de su fuerza, el rosal también sufre y por desgracia, tuvo que enfrentarse a una muy mala época. Empezó a llover sin cesar, coincidiendo casi todos los fines de semana, por lo que Respiro dejó de recibir visitas, se estaba marchitando y nadie pudo ver como se apagaba poco a poco... Tenía cada vez menos pétalos hasta que un día dejó de brotar. Respiro dejó de vivir y nadie estuvo allí para acompañarlo.
 
Al poco tiempo de su muerte, el muchacho que siempre iba a visitar al rosal volvió. Éste se sintió muy mal al ver a Respiro abandonado y una lágrima cayó sobre los restos del rosal. Lo que él no sabía era que justo allí se encontraba una semilla de Respiro que empezó a crecer, crecer y crecer hasta convertirse en el centro del valle. Hoy por hoy, la gente sigue paseando por el valle y sigue disfrutando de su aroma, color, belleza y vida, el chico nunca jamás regresó... "
 
Cuando tuvimos el dibujo y la historia nos pusimos junto a un compañero y analizamos ambas cosas. Sobre el dibujo tuvimos que tener en cuenta muchísimos aspectos: espinas, base donde se sustenta, hojas, si hay insectos alrededor, su entorno... Y la historia tuvimos que ponerla en primera persona y explicar cómo nos sentíamos viviendo allí y reflexionar sobre lo que hay de cierto en la historia respecto a nuestro momento actual de vida... 
 
Hoy he vuelto a leer la historia después de bastantes meses y la verdad es que me han sorprendido muchos aspectos que he visto reflejados en ella. Sin duda alguna, puede reflejar perfectamente cómo me sentía en aquella época y el nombre del rosal le vino como anillo al dedo: RESPIRO, era lo que necesitaba en aquel momento si no quería acabar como ese rosal, muriendo ahogada... Y esa es la magia de este tipo de técnicas: tienen la capacidad de exteriorizar emociones, ideas y pensamientos que la persona tiene en su interior y que puede resultar difícil de comprender o expresar mediante la razón o las palabras. 
 
Los objetivos de estas técnicas proyectivas son varias, por ejemplo se utilizan para conocer mejor la personalidad del paciente y así poder comprender ciertas actitudes, acciones y respuestas a partir de la obtención de información de tipo emocional y no tan racional. También favorecen la expresión de emociones y de este modo podemos conocer las creencias, necesidades y motivaciones que la persona reprime por alguna razón. 
 
Mañana utilizaré esta técnica en una sesión ya que quiero profundizar un poco más en las emociones de mi paciente. Esta técnica puede ser reveladora para la persona  ya que puede ver reflejados sus propios miedos, inseguridades, carencias, dolor... Tan sólo puedo decir que estoy deseando conocer al rosal que me revelará mucha información importante y que será esencial de cara a mis futuras sesiones. 
" El acto de proyectar es un mecanismo inconsciente, en donde no se comunica a los demás de manera directa, ya que ni siquiera la propia persona lo reconoce como una proyección" (Anderson y Anderson, 1963). 


martes, 16 de septiembre de 2014

El barquero inculto

Se trataba de un joven erudito, arrogante y engreído. Para cruzar un caudaloso río de una a otra orilla tomó una barca. Silente y sumiso, el barquero comenzó a remar con diligencia. De repente, una bandada de aves surcó el cielo y el joven preguntó al barquero:
 
--Buen hombre, ¿has estudiado la vida de las aves?
--No, señor -repuso el barquero.
--Entonces, amigo, has perdido la cuarta parte de tu vida.
Pasados unos minutos, la barca se deslizó junto a unas exóticas plantas que flotaban en las aguas del río. El joven preguntó al barquero:
--Dime, barquero, ¿has estudiado botánica?
--No, señor, no sé nada de plantas.
--Pues debo decirte que has perdido la mitad de tu vida -comentó el petulante joven.
El barquero seguía remando pacientemente. El sol del mediodía se reflejaba luminosamente sobre las aguas del río. Entonces el joven preguntó:
--Sin duda, barquero, llevas muchos años deslizándote por las aguas.
¿Sabes, por cierto, algo de la naturaleza del agua?
--No, señor, nada sé al respecto.
No sé nada de estas aguas ni de otras.
--¡Oh, amigo! -exclamó el joven-.
De verdad que has perdido las tres cuartas partes de tu vida.
Súbitamente, la barca comenzó a hacer agua. No había forma de achicar tanta agua y la barca comenzó a hundirse. El barquero preguntó al joven:
--Señor, ¿sabes nadar?
--No -repuso el joven.
--Pues me temo, señor, que has perdido toda tu vida.
No es a través del intelecto como se alcanza el Ser: el pensamiento no puede comprender al pensador y el conocimiento erudito no tiene nada que ver con la Sabiduría. 

 
Foto: Marta García


jueves, 4 de septiembre de 2014

La imaginación hace el poder

Llevaba días con muchas ganas de escribir pero no se me ocurría nada lo suficientemente interesante u original. La verdad es que estos días atrás me he sentido un poco colapsada y bloqueada al mismo tiempo, imagino que es normal después de un mes de vacaciones. No es fácil para la mente regresar de nuevo a la rutina y asumir de golpe tareas que parecía que ya habías olvidado. Todo conlleva su tiempo así que digamos que hoy he empezado a despertar. 
 
A pesar de que éste ha sido un verano lleno de experiencias y aprendizajes no me parecía suficiente, quizá eran excusas que me ponía a mi misma para no tener que ponerme frente al ordenador a teclear... Pero después de una curiosa visita ese pensamiento cambió de repente. 

A eso de las 11 de la mañana ha entrado al centro una niña de unos 5-6 años con un puñado de collares. Ha entrado sola, firme y decidida y mirándome a los ojos me ha dicho:
 
- ¿Quieres un collar de la suerte? Solo valen un euro. Obviamente no podía resistirme a tal chollo, ¿quién no necesita un poco de suerte? ¡Y solo por un euro!, alguno de ellos tenía que ser mío. A lo que yo le he respondido: - Y tanto que quiero, son muy bonitos, ¿cómo los has hecho? La pequeña me ha dicho: - Compro yo todo el material, alambre de colores y cuerda y las piedras las cojo de la playa... el dinero que consiga lo voy a utilizar para comprar nuevo material y así poder seguir inventado. Lo que me ha parecido curioso de los collares es que no había ninguno igual, todos eran de diferentes colores y tamaños, y el alambre que sujetaba la piedra adquiría una forma totalmente diferente de un collar a otro. 
Después de tener en mis manos el precioso collar de la suerte le pregunté que quién le había dado esa tan buena idea y ella me respondió: - Yo misma, ¿no sabes que la imaginación hace el poder?. E inmediatamente después, se giró y se marchó. 

La imaginación hace el poder... ¡qué gran verdad! No sé todavía el motivo pero esa gran frase saliendo de esa niña tan pequeña me dio para reflexionar toda la mañana. Y es que todo aquello que podemos imaginar podemos hacer que tome vida, que se haga visible a nuestros ojos, ahí reside el poder... Todas nuestras posibles fantasías, por muy difíciles que nos puedan parecer, son ya una realidad que existe dentro de nosotros. Así pues, ¿por qué no hacerlas tangibles? 
Imaginación es la capacidad de formar una imagen mental de algo que no es percibido por los sentidos y nos abre todo un mundo dentro de la mente. Te ofrece la posibilidad de mirar cualquier situación desde un punto de vista distinto y así poder explorar con los cinco sentidos y con todos los sentimientos.

La mayoría de nosotros no somos conscientes del poder creativo de la imaginación y en consecuencia, aceptamos la vida sobre la base del mundo exterior. Damos todo por hecho y por eso posiblemente seamos como borreguitos que poco nos cuestionamos.
 
¿Pero qué sucede si descubres ese poder creativo que tienes dentro de ti? Quizá empieces a saber exactamente qué es lo que quieres en este mundo y puedas hacer una representación tal y como desearías que fuera... qué tocarías, que harías si estuvieras físicamente presente, qué olerías... Ese sería el primer paso. 

Visualizar un objeto o una situación y repetir con frecuencia esta imagen mental atrae al objeto o la situación a nuestras vidas. De esta manera nos abrimos nuevas y fascinantes oportunidades. 
 
¿A qué esperas? Imagina y crea, fortalece tu capacidad creativa y remodela tu mundo y tu vida.
 
"La imaginación es tu facultad más poderosa. Imagina cosas agradables y buenas, eres lo que te imaginas que eres" J. Murphy.  

Google+ Badge